Viaje a los últimos años de Orson Welles

‘Mis almuerzos con Orson Welles, conversaciones entre Henry Jaglom y Orson Welles‘ con edición de Peter Biskind (Anagrama) es un volumen ineludible para conocer a fondo al genial director estadounidense.

orson2.jpg_1328648940

 

‘Catherine Herpburn estaba obsesionada con el sexo, pero era Grace Kelly la que lo tenía hasta en su camarín. Físicamente no soporto a Woody Allen, Charlie Chaplin está sobrevalorado y Bogart es un actor de segunda‘, sentencia provocativo un Orson Welles de setenta y largos años en las entrevistas que ven hoy la luz en el libro ‘Mis almuerzos con Orson Welles, conversaciones entre Henry Jaglom y Orson Welles‘ (Anagrama).

El material inédito hasta hora y que se consideraba perdido, pasó más de 30 años guardado en una baulera hasta que el periodista y crítico estadounidense Peter Biskind convenció a Jaglom para que transcribiera esas charlas informales que había tenido con el director de obras monumentales como Citizen Kane, Fake y Los Magníficos Ambersons, en un popular restaurant al que asistían actores y directores llamado Ma Maison.

Entre inverosímiles órdenes a los mozos y los ladridos de kiki, la mascota de que lo acompañaba a todo lugar, Welles lanza sus bravuconadas al aire contra las estrellas inmaculadas de la industria del cine hollywoodense y se muestra rencoroso con todos aquellos grandes productores que no le dieron la oportunidad que merecía después de hacer obras tan fundamentales para la historia del séptimo arte.

Pero en las charlas que rescata el libro también deja ver sus preocupaciones por la política de su país e internacional -recuerda una cena con el periodista Jacobo Timermann-, habla intimidades de las mujeres con las que estuvo, cuenta anécdotas con escritores y, sobre el final, detalla su desesperante situación económica.

Amado, odiado y también temido a la vez por su verborragia precisa e hiriente, de la que este singular libro es ejemplo ineluctable, las conversaciones condensan sus dos últimos años de vida, que pasó con la salud diezmada y en silla de ruedas más no por ello abandonó el trabajo y la creación hasta el final. Orson Wells falleció en 1985 con la máquina de escribir en el regazo.

Un libro para acomodar en la biblioteca justo entre ‘Hollywood Babilonia‘ de Kenneth Anger y ‘Raising Kane y otros ensayos‘ de Pauline Kael.

Deja un comentario

Archivado bajo libros, Uncategorized

Flores Oscuras, lo nuevo de Sergio Ramírez

En su último libro publicado por Alfaguara, el autor nicaragüense entrega doce cuentos sobre la desesperanza, la soledad y donde el destino fatal tiene mucho de protagonista.

ramirez

Después de su novela ‘La fugitiva’ del 2012, el nicaragüense Sergio Ramírez vuelve a ser editado en el país por Alfaguara.

Esta vez el autor de ‘Margarita, esta linda la mar’ y ‘Adiós Muchachos’ propone en ‘Flores Negras’, una recopilación de doce relatos escritos entre 2007 y 2012 donde los caracteres principales son personas comunes a las que les ocurre algo excepcional y donde el destino fatal tiene mucho de protagonista.

En estos relatos sobre la desesperanza y la soledad, aparecen viejos guerrilleros derrotados por la vida, boxeadores desafortunados y hasta la increíble historia de un hombre que abandona el habla y se queda mudo.

Ramírez hecha mano a recuerdos de la infancia y de los circos pobres que llegaban a su Masatepe natal para ofrecer un sorprendente cuento sobre el asesinato de una trapecista que se prostituía bajo el visto bueno de su marido, reconstruído con la estructura de las declaraciones judiciales, un recurso que se repite en el libro.

También utiliza la historia de su propia familia. Infancia y familia son para Ramírez los ‘verdaderos depósitos infinitos de la memoria’. Es que el nicaragüense cuenta con una parentela que llena cualquier guía telefónica, tiene 20 tíos y los primos alcanzan los 60. ‘Hay muchas historias escondidas ahi, ¿que mejor lugar para buscar historias que la familia?’, dijo en una entrevista.

Además aparecen otras historias, que fueron extraídas de las páginas de los policiales de un matutino y que inspiraron al autor para ficcionalizar: Un bañista que desaparece para siempre tras la rompiente o la de un ladrón despedazado por dos rottweilers de nombre abbot y costello. Esta última escrita en formato de crónica desde las distintas perspectivas de testigos y actuantes.

Sobre el autor

Nació en Masatepe, Nicaragua, en 1942. Dirigente estudiantil de la lucha antisomocista, se integró en el Frente Sandinista.

Llegó a ser vicepresidente de la República, y en 1996 fue candidato presidencial por el Movimiento Renovador Sandinista. Ha recibido numerosas condecoraciones y premios. Actualmente ejerce la docencia. Autor de veinticinco libros, Sergio Ramírez ha reunido sus relatos en ‘Cuentos completos’ (1997). Entre sus ensayos figuran ‘Estás en Nicaragua’ y ‘El pensamiento vivo de Sandino’.

Y entre sus novelas, ‘Tiempo de fulgor’ y ‘Castigo divino’. Con ‘Margarita, está linda la mar’ obtuvo el Premio Alfaguara de Novela 1998.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Del ser infiel y no mirar con quién

El dominicano Junot Díaz, regresó a las librerías con ‘Asi es como la pierdes’ (Mondadori), una serie de relatos sobre infidelidades varias con la vida de los inmigrantes dominicanos en los EE.UU. como telón de fondo.

junot

‘No soy un tipo malo, soy como todo el mundo, débil.’ avisa desde los primeros renglones Yunior, el protagonista de estos relatos reunidos por el dominicano Junot Díaz en ‘Asi es como la pierdes’ (Mondadori).

Es que las ‘hembras’ lo pierden, esté de novio hace tiempo o no. Sobre todo si la amante ocasional porta un ‘busto world class’ o ‘ese culazo dominicano que parece existir en una cuarta dimensión más allá de los jeans’. Para colmo, no tiene un ápice de criterio selectivo y la discreción no es lo suyo.

Quizás este afiebrado tenor sexual se lo pescó al espiar a Rafa, su hermano mayor y adonis de suburbio que en sus años se cansó de meter mujeres al zótano de la casa familiar para ‘darles al ritmo de lo que hubiera en la radio’.

Todo esto se convierte de la mano de Junot Díaz, Premio Pulitzer 2008 por ‘La maravillosa vida breve de Óscar Wao’, en terreno fértil para entregar unos relatos entretenidos, que movilizan y provocan que el lector se vea identificado en las distintas micro-historias escritas con mucho lenguaje callejero y las jergas del inmigrante latino.

Entre estos cuentos sobre el amor, la infidelidad y sus consecuencias, Díaz además pinta la vida de los dominicanos en los Estados Unidos, sobre las familias y los desmembramientos que trae la inmigracion, las idas y vueltas, la preocupación de poder superarse en un ambiente hostil.

Sobre el autor

Junot Díaz nació en Santo Domingo, República Dominicana, en 1968. A los seis años de edad se mudó con sus padres a Nueva Jersey. Se licenció en la Rutgers University y cursó un máster en Bellas Artes en la Cornell University. Actualmente dicta clases de escritura creativa en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Su primer libro, Los boys (Mondadori, 2009), es una colección de diez cuentos que tratan sobre la vida cotidiana de los dominicano-estadounidenses en las ciudades de Estados Unidos. Su primera novela, La maravillosa vida breve de Óscar Wao (2008), fue galardonada con el premio Pulitzer y el National Books Critics Circle Award. Así es como la pierdes es su nuevo libro de relatos.

Deja un comentario

07/07/2013 · 20:41

Personajes en el filo

En ‘Como usar un cuchillo’ (Entropía), la mendocina Fernanda García Lao reúne casi una treintena de cuentos que asombran por su singularidad y crudeza.

garcia_lao.jpg_53082678

Un perverso forense que necesita vengarse; apuntes para ser un exitoso serial killer o el ataque de un enardecido enjambre de abejas.

Así son algunas de las disímiles tramas de estos relatos que reúne la escritora Fernanda García Lao en ‘Como usar un cuchillo’, su libro de cuentos, novedad editorial de Entropía.

En estos veintisiete relatos, la autora nacida en Mendoza, recorre además de vidas criminales, personajes al límite. Algunos encerrados en la locura y otros obsesionados con la muerte. Lo hace desde el género policial, pero también propone sorprendentes relatos cercanos a la ciencia ficción y lo fantástico.

Mientras avanzan las páginas de ‘Como usar un cuchillo’, García Lao desgarra los cuerpos de las distintas víctimas de sus relatos, con tal destreza como lo hace sobre el lenguaje. Hace tajos, extirpa, amputa. Y llegado el caso, puede alcanzar la ausencia de forma. O tambien coser, con nuevas significaciones, frases e imágenes cercanas al surrealismo. ¿Será casualidad que en una foto reciente la autora posa y recuerda con el gesto a la escena inicial de ‘Un perro andaluz’ donde se hunde el filo de una navaja en el ojo de una mujer?

Estos breves y sanguíneos relatos de ‘Como usar un cuchillo’ no caen en la sórdidez ni en lugares comunes. Sino que se deslizan con desfachatez, algunos incluso se ríen la muerte.

“Estos relatos son como apuntes para futuras novelas y sin embargo no parecen incompletos o tentativos…”, afirma con toda razón Alejandro Zambra en la contratapa del libro. Podría agregarse que algunos de ellos son excelente material para proyectos audiovisuales y llaman con urgencia a ser transformados en guiones.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Los números de 2012

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

600 personas llegaron a la cima del monte Everest in 2012. Este blog tiene 12.000 visitas en 2012. Si cada persona que ha llegado a la cima del monte Everest visitara este blog, se habría tardado 20 años en obtener esas visitas.

Haz click para ver el reporte completo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El joven Mansilla, un hallazgo para la literatura argentina

La escritora María Rosa Lojo investigó el manuscrito ‘Diario de viaje a Oriente’, un libro de Lucio V. Mansilla que se creía perdido. Aquí nos cuenta cómo fue el proceso de trabajo, cuál es la importancia del descubrimiento para la literatura argentina y a qué conclusiones arribaron para la edición crítica que publica ahora Corregidor.

María Rosa Lojo es Dra. en Letras, una consumada escritora de ensayos, cuentos, novelas e investigadora especialista en literatura argentina. Hace seis años llego a sus manos el manuscrito original de ‘Diario de viaje a Oriente’ de Lucio V. Mansilla, un volumen que se consideraba extraviado para siempre. La investigadora, junto con un grupo de especialistas, trabajó sobre la obra y produjo un estudio crítico que acompaña la primera edición de ese diario que hoy se consigue en librerías de la mano de Corregidor.

¿Cómo llega a uds. el original de ‘Diario de Viaje a Oriente’?

Nos enteramos del hallazgo del manuscrito por el tataranieto de Lucio V. Mansilla, el escribano Luis Bollaert. Se sabía que Lucio había escrito un diario de ese fabuloso viaje a Oriente que hizo tan joven, apenas con 18 años, porque él mismo lo menciona en ‘Recuerdos de Egipto’ (1864), pero se consideraba perdido el original. Sin embargo, éste fue encontrado en el desván de la casa familiar de Luis Bollaert, luego del fallecimiento de su madre. Luis ya me conocía por mis trabajos anteriores sobre Mansilla, así como por mi novela ‘La pasión de los nómades’ (1994), cuyo protagonista es Lucio V. y decidió comunicarme su descubrimiento, a ver si valía la pena publicarlo.

Tuvieron muchas dificultades para trabajar con el material original…

No es nada fácil. Trabajamos unos seis años, desde que supimos de su existencia, hasta las últimas pruebas de galera, que se hicieron en 2012. Obras como ésta son ideales para el trabajo en equipo. Marina Guidotti y María Laura Pérez Gras se dedicaron intensamente a la tarea de fotografiar y transcribir el material, con el auxilio parcial de Cristina del Solar, profesora de la Universidada del Salvador. Victoria Cohen Imach realizó luego un análisis lingüístico del manuscrito, en el plano gráfico, morfosintáctico y semántico, con la colaboración externa de Elizabeth Rigatuso. Yo supervisé el conjunto del trabajo, así como las muchas notas al texto, y tuve a mi cargo la redacción final de la Introducción, a la cual todas hicieron aportes importantes. La labor de equipo es fundamental para poder dividir tareas, y consultar las dudas. Las correcciones son infinitas y cuantos más ojos expertos escudriñen un texto, mejor salen las cosas. En este caso había una dificultad extra, que era descifrar dos cuadernos manuscritos, deteriorados y literalmente desteñidos, con partes incluso escritas en lápiz, con tachaduras y enmiendas. A veces hubo que volver una y otra vez a revisar una misma página. El segundo manuscrito, vertical, intenta pasar en limpio al primero, apaisado. Pero la transcripción es incompleta y presenta variantes con respecto al borrador original. También hacemos la detallada comparación de ambos en la edición de Corregidor.

¿Cuál es la importancia dentro de la obra de Mansilla?

El Diario tiene una enorme importancia para la llamada “crítica genética”. Es una llave de ingreso a la obra posterior de Mansilla, porque este viaje crea las condiciones de posibilidad de su mirada singular, no ya sobre los indios de la India, sino sobre los de su propio país, motejados como “bárbaros” irrecuperables por el pensamiento hegemónico de su tiempo. Es que en Calcuta, o en Madrás, o un poco después, en los salones de París, es él quien será visto como un “bárbaro” periférico, proveniente de un país “salvaje”. Así, el joven Lucio aprenderá que todo es relativo, que los juicios de valor dependen de quién mira la realidad y desde dónde se lo hace.

Además repercute en otras obras del autor…

Si, en muchos escritos posteriores que reelaboran este periplo extraordinario. Dos de ellos: ‘De Adén a Suez’ (1855) y ‘Recuerdos de Egipto’ (1864) se han incluido en esta edición. Pero también Mansilla se refiere al tema en varias de sus causeries (ensayos breves, de tono conversacional), y en múltiples lugares, incluida su gran obra ‘Una excursión a los indios ranqueles’ (1870). Aunque el aprendiz del Diario está lejos de ese maduro escritor, en su mirada aún ingenua y asombrada ya aparece la ironía con respecto a las diferencias y similitudes recurrentes de la condición humana o al colonialismo británico y sus prácticas imperiales (después de todo, era sobrino y ahijado de Juan Manuel de Rosas). Se advierte, además, por la enumeración de sus lecturas, no solo de sus aventuras geográficas, una intensa avidez intelectual que lo acompañará siempre, permitiéndole ir de los libros al mundo, y volver desde el mundo a los libros, tejiendo redes fecundas entre experiencia y erudición, entre la lengua propia y las lenguas ajenas. Esto será siempre un sello distintivo de la escritura mansillana.

También es notable para la literatura argentina en gral.

Mansilla es el primer escritor argentino en hacer un viaje cuyo destino inicial es el Oriente asiático y su Diario inaugura este campo discursivo y temático en la literatura nacional.

¿Qué los sorprendió al leer el manuscrito?

Muchas cosas. Una de ellas es que aunque Lucio V. se quejará siempre de su falta de herramientas culturales para abordar un mundo tan distinto y complejo, al lector de hoy lo cautiva precisamente eso: la dimensión del choque, sin filtros, sin intermediarios. Cuando Mansilla es enviado a Calcuta, ni siquiera conoce la cercana ciudad de Montevideo. No está preparado para todo lo que va a ver, y por eso mismo la experiencia lo impacta tan profundamente, aunque carezca entonces de los recursos para interpretarla y dar cuenta de ella.

También hay muchas referencia a familiares…

Si, es interesantísimo desde el punto de vista de las relaciones familiares y las formas de la sensibilidad de la época. Durante toda la travesía marítima, domina el recuerdo constante de la familia en los términos más afectuosos: la madre, la abuela fallecida que vela por él, la hermana, los hermanos. Con respecto al padre la cuestión es más compleja, porque Lucio se sabe de algún modo “desterrado” por faltas que ha cometido (lecturas inconvenientes, amores más inconvenientes aún). En este punto se mezclan el afecto, cierto temor, el deseo de quedar bien a toda costa mostrando que se ha madurado, dando cuenta de otras lecturas respetables, instructivas, que podrán convertirlo en viajero profesional y experto comerciante. A eso, a quedar bien con su padre, se destina el manuscrito vertical que pasa en limpio parte del borrador apaisado, pero se detiene, lamentablemente, en lo más interesante, con la llegada a Calcuta.

Parece ser un viaje muy sufrido para el joven Mansilla…

La impresión que deja el adolescente narrador de la travesía marítima es bastante patética: un chico hipersensible, o un niño mimado, que sufre agudamente la soledad y los mareos, a quien le repugnan los medicamentos para las náuseas o la diarrea (pero ya no puede rechazarlos como en su casa, porque los tripulantes se burlarían de él). Aunque la nostalgia por los suyos sigue presente cuando toca tierra (el 21 de febrero recuerda que ya han transcurrido casi seis meses sin noticia alguna), la angustia va desapareciendo y es paulatinamente reemplazada por la expectativa y la curiosidad. Quien termina su viaje no es el mismo que ha partido. Su saldo más rico será el conocimiento de la propia identidad y de la propia comunidad a través del juego de espejos de la distancia, del permanente vaivén de los opuestos.

Deja un comentario

Archivado bajo libros

Perdido en el corazón de la grande Babylon

‘Sam no es mi tío’, de Ailen El-Kadi y Diego Fonseca (Alfaguara) reúne veintidós crónicas que tienen como eje la vida de los migrantes latinos en los EE.UU.

sam.jpg_53082678

Una vieja cantante argentina de tangos intenta, entre dudosos recuerdos, encontrar la senda del éxito esquivo; un truhán que se graduó en Harvard sin siquiera tener identificación; una escritora que prefirió perderse en los suburbios de Miami, antes que asistir a un almuerzo en su honor y hasta un autor que nunca viajará a Disney, pero se lo imagina.

Son algunos de los diversos protagonistas de estos textos que los compiladores argentinos Ailen El-Kadi y Diego Fonseca reúnen en “Sam no es mi tío”, la nueva antología de crónicas de Alfaguara.

En este volumen, los editores ponen el foco en el territorio norte del continente para brindar una veintena de piezas de periodismo narrativo acerca de los migrantes que, con o sin papeles, deciden buscar una nueva vida en los Estados Unidos. Algunas son crudas, descarnadas, sobre las desigualdades, los abusos, la violencia.

Otras en cambio, explotan el humor con que sus personajes viven ese traslado constante en busca del huidizo progreso económico, que los puede llevar hasta usufructuar con el engaño.

Daniel Alarcón, Joaquín Botero, Juan Pablo Meneses, Claudia Piñeiro y Gabriela Esquivada, son algunos de los autores reunidos para este periplo latino por el ‘gran país del norte’.

Como colofón, Jon Lee Anderson propone “Un sueño americano”, un texto que tiene mucho de autobiográfico donde el autor de “Guerrillas” y “La caída de Bagdad” repasa sus primeras experiencias laborales donde conoció la problemática de los ‘ilegales’.

El periodismo narrativo en Latinoamérica vive una estapa de esplendor y ‘Sam no es mi tío’, es una muestra más de este momento ascendente del género.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized