Elogio del melodrama

En “La pasión manda” el escritor y crítico de cine Angel Faretta (Editorial Djaen) expone con una férrea visión propia la genealogía de un género vapuleado y ninguneado por décadas y rescata a directores de cine, extranjeros y nacionales, que supieron darle el espacio en su obra.

¿Cuántas veces pronunció la frase “Esto un melodrama” para referirse a una película, una novela y hasta un hecho de su vida o al seguir de cerca la cronología de algún suceso político?

La penetración cultural del género melodrama en el lenguaje popular y su uso en expresiones es de larga data, pero ¿se sabe qué significa realmente? ¿Qué hace que una obra se defina como melodramática? ¿De dónde proviene como estilo?

Precisamente, “En la pasión manda”, su último libro, Angel Farreta toma como preocupación inicial que el lenguaje común utilice la palabra melodrama para definir un sin fin de situaciones disímiles. Así, el autor describirá y pormenorizará la genealogía del género en los primeros capítulos para despejar dudas y definir la especificidad del objeto de estudio.

Luego se introducirá en los cambios sociales y económicos que posibilitaron lo que llama la “condición melodramática” necesaria.

Lejos de ser un compartimento estanco, el melodrama se revitaliza en distintas épocas pero es con el cine –el invento que revolucionó artísticamente el siglo XX, como señala el autor- donde encontró sus mayores expresiones.

El autor destaca a Douglas Sirk, King Vidor y Vicente Minelli como los directores extranjeros que mejor lograron plasmar obras del género. Se detiene sobre todo en la figura de Douglas Sirk, su preferido, del que transcribe una breve entrevista en un capítulo.

De los autores nacionales rescata las figuras de Hugo del Carril, Daniel Tinayre, Carlos Hugo Christensen, Mario Soffici y Romero. Todos ellos, con sus particularidades, le agregaron al género elementos de un universo propio en cada caso. Faretta destaca a “Rosaura a las diez”, novela escrita por Marco Denevi y lleva al cine por Soffici en 1957, como un caso “ejemplar” por el desarrollo estilístico que alcanzó.

El autor pone luz también sobre los personajes necesarios en todo melodrama, sobre el concepto del “melos” y esclarece acerca la problemática de la mujer en el cine del género.

Sobre el autor

Angel Faretta es escritor, crítico de cine y docente. Dio cursos, conferencias y seminarios sobre: El Romanticismo y la mentalidad romántica, El cine y el mal, e Introducción a la literatura fantástica. Fundó y dirigió la escuela de cine Aquilea y ha desarrollado una extensa obra literaria y teórica. De 1993 es “Datos tradicionales” (poemas), “El saber del cuarto” (relatos, 2005); del mismo año es su obra teórica “El concepto del cine”. “Espiritu de simetría” reúne escritos de Faretta en la revista Fierro y “Tempestad y asalto”, del 2008, es su primera novela.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s