Todas las vidas de Charlie Kaufman

Se estrena hoy “Todas las vidas, mi vida” de Charlie Kaufman. Con Phillip Seymour Hoffman, Catherine Keener y Samantha Morton entre otros.

“Todas las vidas, mi vida” es el debut como director de Charlie Kaufman. Sobresaliente ganador del Oscar al Mejor Guión Original junto a Michael Gondry en 2004 por ‘Eterno resplandor de una mente sin recuerdos‘ y nominado a la estatuilla en dos ocasiones más por “¿Quieres ser John Malkovich?” y su adaptación para “El ladrón de orquídeas”.

La película cuenta como la vida personal del dramaturgo Caden Cotard (Phillip Seymour Hoffman) se descalabra. El éxito de la crítica y el reconocimiento público no es suficiente para hacerle frente al ninguneo sistemático al que lo somete su esposa Adele (Catherine Keener). Premiado por su último espectáculo, recibe financiación para su futuro proyecto, ‘Será una obra sincera, real‘, se repite.

La preproducción es tediosa, pero Caden encuentra en las reuniones de casting y ensayos una forma de escape a la amargura en que ahora convirtió su vida: su mujer finalmente lo abandona para radicarse en Berlín, llevánose a su hija.

Afectado por la imposibilidad de controlar los quehaceres de su vida personal, que incluyen un penosa performance sexual con su ayudante Hazel (Samantha Morton), decide concentrar las energías en su obra monumental: una representa ción total de la vida. Claro que necesitará más presupuesto, actores y mucho más lugar. Así construye edificios, calles, barrios.

El dramaturgo, en una vuelta creativa, quiere incluir en la obra de teatro monstruosa a personajes que representen también a sus allegados y a los hacedores de la producción de la obra misma.

Esta decisión de Caden, desencadena el despliegue de la poética de Charlie Kaufman. Se desdoblan temporalmente acciones y personajes de toda la trama. Como una matrioska rusa, una historia se desenvuelve dentro de otra. Ese ensamblaje, que es caótico por momentos, es el ADN de un autor superlativo que ha logrado forjarse en estos años un lugar en la historia del cine.

El resultado es claramente una obra compleja para ver. Quizás hasta se tenga que acomodar un par de veces durante los 124 minutos dura la película, buscando algo de confort, cosa que en la pantalla no abunda.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Peliculas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s