Archivo de la etiqueta: Carlos Gardel

De Francia al IFT, llega un fuelle argentino que brilla en Paris

Antes de su presentación en Buenos Aires, Cronista.com entrevistó a Juan José Mosalini, uno de los compositores de tango más elogiado en la “Ciudad Luz”. Sus inicios, la tradición del tango en Paris y la sancionada Ley de protección al bandoneón fueron algunos de los temas.

Faltaban minutos para que Buenos Aires se convirtiera en Venecia. El segundo temporal que azotó la Ciudad, el viernes 19 de febrero, se incubaba bajo los nubarrones y la gente se zambullía en los bares cercanos a Callao y Corrientes.

Juan José Mosalini, compositor argentino radicado en Paris desde 1977, se acomodó en uno de los sillones de las oficinas que Aqua Records tiene al lado de la disquería Zival‘s y lanzó: “No puedo imaginarme sin el bandoneón, es el sonido, es el peso, la forma, con el tiempo se transformó en una extensión de mis brazos‘.

Semejante relación con el “fuelle” rindió sus frutos. A los 66 años, Mosalini es uno de los compositores de tango más elogiados en Francia, donde lleva editados más de 15 CDs. Sólo cinco de ellos fueron editados en la Argentina, en todos los casos gracias a Aqua Récords, que ahora se apresta a lanzar el sexto, “Música Argentina”, que es acompañado de una serie de presentaciones que se inician el viernes 27 de febrero en la sala porteña IFT.

– ¿Existe un reverdecer del tango argentino en Francia?

– Existe una explosión con el baile, la danza ocupa un espacio muy importante allá, hay cerca de 180 asociaciones de bailarines. Los espectáculos masivos como ‘Tango pasión‘, ‘Tango Forever‘, ‘Metrópolis‘ que se basan en cinco ó seis parejas de baile que hacen coreografías más bien exhibicionistas, aunque ajenas al género impulsan la actividad. El tango está más vivo que nunca.

Mosalini recuerda, sin embargo, que la actividad alrededor del tango argentino es histórica en Francia. “En principio hay que remontarse a los años 30, cuando las visitas de Francisco Canaro ó de Carlos Gardel promovieron la actividad. Cuando sobrevino la segunda guerra mundial hubo una ruptura del movimiento, que se recuperó entrados los años 50, cuando apareció la figura de Piazzola. Las generaciones posteriores, como la mía, aparecieron recién por Europa en los años ’70. Cedrón llegó en el ’75, e hizo conocidas las letras de González Tuñón y Juan Gelman. En el ’77 hay una especie de efervescencia con nuestra propuesta cuando llegamos, porque abordaba la canción y la música instrumental”.

– ¿Cómo desembarcó usted en Francia?

Cuando se instaló la dictadura militar, yo integraba la Comisión Directiva del Sindicato de Músicos y todo lo relacionado con lo gremial era visto como peligroso por “El Proceso”. Además, había lugares donde no nos dejaban tocar ó espectáculos que no se podían montar. La peor parte la llevaba Pugliese, él era afiliado al viejo Partido Comunista y en una ocasión cuando quisimos cruzar el charco para tocar en Uruguay, el capitán del barco no quiso zarpar porque viajábamos nosotros con él. Mi decisión fue unilateral, pero hubo un consenso con otros artistas de que había que irse.

-Ya que habla de cuestiones gremiales ¿qué opina de la Ley de protección al bandoneón?

Es positiva la sanción. Pero no sé hasta dónde tiene posibilidades en la práctica. Prohibir que un bandoneón salga del país es casi imposible, se compra en cualquier casa de música, no hay facturas originales, son instrumentos de casi noventa o cien años. Se pueden censar, que es parte de la Ley. Pero viene un japonés a comprar un Doble A (una de las marcas de bandoneones más tradicional y buscada) porque dice que quiere estudiar con ese bandoneón ¿Cómo sabes si lo hace de verdad o con fines especulativos? Si prohibís la salida directamente, los precios internos se irían por las nubes, le sacarías la posibilidad a los estudiantes de comprar. Creo en la construcción y desarrollo de los bandoneones, hay que tener bandoneones nuevos. En Europa hay por lo menos cinco firmas que están empezando a fabricar nuevamente bandoneones. En un proyecto integral de cultura nacional y de protección del patrimonio sería poca plata la necesaria para reiniciar la construcción de bandoneones en la Argentina. La Ley está bien, pero me parece que es aún, vulnerable.

“Mosalini – Agri Quinteto” en el IFT

El recital de Juan José Mosalini se realizará en la sala IFT de la calle Boulogne Sur Mer 549, el próximo viernes 27 de Febrero a las 21:30 hs.

En la presentación interpretará “Mosalini – Agri Quinteto”, uno de sus repertorios. El Quinteto es una grupo que nació en Europa y en estrecha relación musical y amistosa junto con el fallecido violinista Antonio Agri.

La formación para la presentación del viernes completa con Pablo Agri (Hijo de Antonio) en violín, Cristián Zárate en piano, Pablo Lew en guitarra y Roberto Tormo en Contrabajo

“Música Argentina” contiene una obra inédita de Astor Piazzolla

Musica argentina” es el sexto cd de Juan José Mosalini que será editado próximamente por Aqua Records. La obra fue grabada originalmente en Francia en el año 1998 junto a la Orquesta de Basse-Normandie dirigida por Dominique Debart.

El cd contiene “Milongón Festivo” una versión de una obra inédita de Astor Piazzolla que llegó a sus manos por intermedio de un estrecho colaborador de músico fallecido.

Mosalini tomó como eje del disco la historia entre bandoneón y guitarra que tiene antecedentes no solo en el tango sino también en el folcklore.

El cd está concentrado en las obras “Homenaje a Liège” de Astor Piazzolla y en las “Fantasías camperas y urbanas 1º y 2º parte”, una composición de Mosalini.

En el primer movimiento de “Las fantasías” aborda dos danzas del mundo del altiplano. Es una especie de baguala vidala que se transforma en chacarera y el segundo remite a la ciudad. Es una milonga tango.

Además, la edición incluye una versión de “Milonga del ángel” también de Piazzolla y “Bordoneo y 900” una milonga de carácter urbano de Osvaldo Ruggero.

Deja un comentario

Archivado bajo musica

Ensayo para un crimen del Zorzal Criollo

A sala llena y con público expectante, el grupo teatral Knuck presentó “Las asesinas de Gardel” en el Teatro Payró. Una original comedia de humor negro acerca de los ídolos populares.

Ni el frío intenso que arremetió el sábado a la noche en la Capital ni el temor a la gripe A pudo contra la invitación al nuevo espectáculo del grupo Knuk que siempre cumple con lo que promete.

El hall del teatro de la calle San Martín quedó chico por la gran cantidad de espectadores que se hicieron presentes para ver la puesta de Diego Cosín y compañía. Los estrenos de obras teatrales son momentos particulares donde se puede respirar en la previa el interés del público si es que lo hay, y éste fue el caso.

Mientras la sala terminaba de llenarse y las luces bajaban, se podían escuchar los primeros versos del cálido valsecito ‘Palomita Blanca’, de Anselmo Aieta y Francisco García Giménez.

Es un tórrido verano en “El Tábano”, un pueblo del interior ‘profundo’ de la provincia de Buenos Aires. Los zorzales, que antes alegraban las copas de los árboles del paraje con su canto, caen deshidratados una y otra vez como moscas por el calor angustiante.

Las hermanas Perpetua e Idónea Margarit zurcen un vestido para una reciente viuda del pueblo a la espera de su programa radial favorito, el del cantor Ignacio Corsini.

Todavía no lo saben, pero por extraños sucesos sobrenaturales, ambas ocuparán el primer puesto en un concurso de canto que tiene como premio acompañar a Carlos Gardel en la gira por Colombia, y además, atentar contra su vida. Ellas, fanáticas irrenunciables de “el caballero cantor”, como era conocido Corsini, aceptan el premio a regañadientes.

El trayecto aéreo Bs. As.– Medellín se transforma para las dos hermanas, por obra y gracia de un entretenido montaje de video, en una pesadilla. Las escalas que hace el avión hasta llegar a destino (líneas aéreas de bajo costo abstenerse) las lleva aleatoriamente alrededor del globo. Así, son perseguidas por una tribu zulú en el África o por un grupo de samuráis en el Japón, entre otros.

Ya en Medellín, hace su aparición la dulce voz del morocho del Abasto y sus dotes seductoras. Las dos fogosas ‘muñecas bravas’ fanáticas de Corsini pronto sucumben bajo el encanto del zorzal criollo hasta convertirse, sin premeditarlo, en dos ‘rubias de new york’.

Pero el mandato del ‘otro lado’ no se deshace así como así y deben ultimar al astro esa misma noche en una cita. La afición por el escolazo de ‘Carlitos’ impide el encuentro. Mas la tragedia conocida por todos ya sobrevuela la sala.

Antonia de Michelis fue quién imaginó para representar “una tragedia tan típica y tan cara al sentir argentino: una muerte joven, en plena vorágine de éxito, belleza y fama”.

“Las asesinas de Gardel es una broma sobre una antigua disputa que enfrentó a los seguidores de dos ídolos del tango, por un lado a los de Ignacio Corsini y a los fans de Carlos Gardel”, cuenta Lucía Laragione, co-escritora de la obra junto a Antonia de Michelis.

“Desde hace 5 años – dice Diego Cosín – la Compañia Knuck, trabaja con una estética retro, apelando a imágenes cinematográficas, el gusto por el blanco y negro y por el vestuario vintage. Para Las Asesinas de Gardel, recurrimos como fuente a las películas de Carlitos, pero fundamentalmente a promover una comedia a partir no de una desmitificación de mito de Gardel, sino como una posible versión de su trágica muerte en 1935”, subrayó el director.

Ambientada en los años 30 la obra es una comedia de fresco humor negro provocativo y original. Sobresalen la actuación de Antonia De Michelis como la tullida ‘Perpetua’ y Nadina Marquisio, su hermana ‘Idónea’.

Las apariciones de Roberto Cox, como el fantasma fanático de Corsini, quien obliga a las hermanas a atentar contra el zorzal criollo y un elenco que acompaña eficientemente con ritmo de 2 x 4 hicieron eco en una platea receptiva que se divirtió durante los 75 minutos de duración.

Elenco: Antonia De Michelis, Nadina Marquisio, Dolores Ortiz de Rosas, Pablo Gasparri, Emiliano Díaz, Maximiliano Jurgeit, Pablo Izurieta, Federico Falasco, Carlos Casabal, Hernán Calzón, Carmen Stigliano, Roberto Cox, Victoria Ahualli, Laura Martínez Duque y Javier Schonholz
Diseño de Vestuario: Antonia De Michelis
Realización de Vestuario: Malvina Aranda Bijou: “Las Fabulosas González”
Diseño Grafico y Fotografías: Humberto Costa
Realización Escenográfica: Álvaro López, Pablo Gasparri, Emiliano Díaz, Federico Falasco
Sonido e Iluminación: Santiago González Urrutia
Post-producción de Imagen: Matías Pérez
Idea y Realización de Imagen: Nadina Marquisio, Laura Martínez Duque,
Clases de Tango: Dafne Jourdan
Prensa: Simkin & Franco
Asistencia de Producción: Sergio Escobar
Asistencia de Dirección: Astrid Casarella Bourlot
Dramaturgia: Antonia De Michellis y Lucía Laragione
Dirección: Diego Cosin

Funciones: sábados a las 21hs
Teatro Payró: San Martín 766
Informes: 4312-5922
Entradas: $30 Estud y Jubilados $20

Deja un comentario

Archivado bajo teatro