Archivo de la etiqueta: cine

La ventana indiscreta

“Cine”, del rosarino Juan Martini (Eterna Cadencia), es uno y varios libros a la vez. Es la historia de Sívori, un director de cine demasiado curioso. Es también la historia de un proyecto inacabado y una reflexión de la creación artística y en particular del séptimo arte y su oficio en Argentina.

11082009-cine

“La vida es algo que pasa mientras nos atormentamos con trivialidades”, dice Sívori, mientras hierve fideos secos con salsa de tomate y abre una botella de vino. El es director de cine, de los que hablan y encuentran relaciones y parecidos entre personas de la calle con las de la pantalla grande y el principal personaje de “Cine”, la última novela del rosarino Juan Martini.

Sívori intenta escribir un guión sobre Evita. Y se enfoca en un momento particular del 17 octubre. La idea es narrar las dos horas que “la abanderada de los humildes” esperó entre que Juan Perón estuvo en el hospital militar y llegó a Casa Rosada, cuando en aquél legendario día de 1945 el general fue liberado de la prisión en la isla Martín García, por la presión popular. “Sin fanatismos ni gorilismos”, dice.

Sin embargo, las ocupaciones del director se ven interrumpidas por la presencia inquietante de su nueva vecina. Y comienza a acecharla desde el anonimato que le da la cortina de su cocina y los canales de video de seguridad del edificio. ¿Cómo se llama? ¿A qué se dedica? ¿Qué lee?

Pero como L. B. Jefferies, el personaje de James Stewart en “La ventana indiscreta”, el clásico de Hitchcock, Sívori tendrá dejar la simple observación y pasar a la acción.

La novela transcurre en una Buenos Aires actual, donde los jóvenes de clase media van a bares como “La Cigale” o “Mondo Bizarro” pero también los hay tomando una cerveza en el kiosco de la esquina.

Centrada físicamente en el barrio de Palermo, tiene como epicentro Santa Fe y Scalabrini Ortiz, lugar donde Sívori se reconoce. Pero el cineasta, rutinario, camina 30 minutos por día, y traza su recorrido bordeando el jardín botánico hasta llegar algunas veces al Rosedal y otras hasta la plaza Seeber.

En una de sus caminatas el protagonista evoca la película “Mulholland drive” (aquí estrenada bajo el nombre “El camino de los sueños”) de David Lynch. Film de estudio en universidades y escuelas de cine por su prodigiosa realización.

“Todo está en el verosímil” dice Sívori, ¿porqué es tan importante ese film? Conocido por su complejidad estructural, es una tesis sobre sobre verosimilitud en el cine. Nada de lo que está ahí es real, sólo es apariencia, todo es ilusión. ¿Al igual que el libro? La novela y el personaje de Sívori dialogan en más de una ocasión con ese u otro film, como cita, o analogía.

A esta altura el lector podrá pensar que Martini ama el cine o que entrega una novela irónica sobre los estereotipos que lo rodean. Ambas lecturas denotan que existe algo de peculiar en los seguidores del séptimo arte y que muchas veces se asemeja a un gueto inexpugnable.

Las intervenciones del narrador en la historia, las circularidades temporales y una construcción férrea de personajes creíbles hacen imposible dejar de leer sus páginas y confirman la destreza y el porqué Martini es una de las nuevas figuras de la literatura argentina.

El autor

Juan Martini nació en Rosario en 1944. Vivió en Barcelona desde 1975 hasta 1984.

Ha publicado numerosos libros entre los cuales pueden mencionarse Barrio Chino (relatos, 1999), Composición de lugar (1984), La construcción del héroe (1989), El enigma de la realidad (1991) y Rosario Express (relatos, 2007), entre otros.

Recibió las siguientes distinciones: Mención Casa de las Américas (Cuba, 1977), Premio de Novela Ciudad de Barbastro (España, 1977), Beca de la Fundación Guggenheim (Estados Unidos, 1986), Primer Premio Municipal de Literatura (Buenos Aires, 1989), y Premio Boris Vian (Buenos Aires, 1991).

Hoy vive en Buenos Aires y dirige talleres de escritura narrativa.

Deja un comentario

Archivado bajo libros

El primer peronismo, en escena

cine y peronismo “Cine y Peronismo” de Clara Kriger (Editorial Siglo XXI) es una exhaustiva investigación acerca de la relación que existió durante la presidencia de Perón con la industria nacional y la extranjera del séptimo arte. Y cómo influyó en los procesos de producción audiovisual y estéticamente, sobre los temas de los films.

La investigación de Clara Kriger, doctora en Historia y Teoría de las Artes de la UBA e investigadora de cine argentino, rescata un período histórico clave en la Argentina para entender nuestro país y la producción cultural en términos audiovisuales.

La primera presidencia de Juan Domingo Perón, a mediados de los 40, influyó de sobremanera en la industria nacional en muchos aspectos y la producción de películas no estuvo al margen.

Al igual que otros gobiernos, fue pronta la preocupación de Perón por desarrollar una industria cinematográfica nacional, puesto que comprendió la fuerza y posibilidades del artefacto para la propaganda política y la divulgación de ideas.

Es así que durante el período “46-“54 se promulgó la primera Ley de Cine, se organizó el Festival internacional de Cine de Mar Del Plata y se fomentó la industria a través de créditos, préstamos y subsidios del Banco Industrial.

También la situación laboral de los trabajadores cinematográficos mejoró sustancialmente a través de la organización del primer sindicato de la rama y la implementación de beneficios antes postergados.

Según la autora, se buscaba regularizar y poner reglas claras para el desarrollo de una cinematografía incipiente, que recibía además los embates del boicot estadounidense hacia la Argentina por su neutralidad en el conflicto de la Segunda Guerra Mundial. Como consecuencia de ello, las productoras no recibían los suficientes rollos de película virgen para poder filmar.

En la segunda parte del libro, Kriger ofrece interesantes análisis estéticos de los noticieros que se producían para el cine. Cuenta cómo se resaltaba la imagen de Eva hasta convertirla en un ícono religioso y, por supuesto, la de Perón en su gestión política.

Por otro lado la autora ofrece un amplio estudio de las películas de ficción de la época, en las que se resaltaba la figura del Estado. Así, los protagonistas eran médicos y policías, para mostrar un “Estado al que se acudía en busca de soluciones tanto para la vida privada como la pública”.

Decididamente “Cine y Peronismo, El Estado en Escena” excede el curioso interés cinéfilo para echar luz sobre viejas polémicas y rencillas del medio e invita a reflexionar acerca de las industrias culturales del país.

Deja un comentario

Archivado bajo libros

Querida… viene el CEO a comer

El evento podría pasar desapercibido, salvo que su futuro trabajo dependiera de ello. “El invitado” de Laurent Bouhnik busca preguntar más que responder hasta dónde somos capaces de llegar por un empleo.

ceo

Del equipo de realización de la exitosa “El placard” llega este jueves a la cartelera de Buenos Aires “El invitado”, con las actuaciones de Daniel Auteuil, Valérie Lemercier y Thierry Lhermitte.

Gerard (Daniel Auteuil) tiene 50 años, ha pasado los últimos tres años sin trabajo y el seguro de desempleo está por expirar. Frente a la posibilidad laboral como Gerente en una fábrica de Indonesia, Gerard se entusiasma e invita a su futuro jefe a comer a su casa para que él mismo realice el exámen ambiental.

¿Qué hacer? ¿Convidarlo con una receta casera que refleje el carácter tradicional de la pareja o innovar en la cocina gourmet para mostrarse moderno y dejarlo con la boca abierta? ¿Redecorar la casa? ¿Un cambio de look?

Todas las dudas y los nervios de la pareja se acrecientan al aparecer en escena Alexandre (Thierry Lhermitte) un entrometido vecino del edificio ex- asesor de imagen y RRPP que les propone un ‘aggionamiento’ de su estilo de vida anclado en los años 70’.

“El invitado” de Laurent Bouhnik es una comedia liviana que toca un tema difícil como lo es el desempleo, de una manera sutil y sin golpes de efecto. La falta de empleo nunca puede ser convertida en un motivo cómico y esta película por cierto no lo toma así, aunque contenga algunos ‘gags’ que distienden la temática.

Más que una forma de actuar y manejar la situación, la película plantea la duda acerca de ello, Ud. ¿hasta donde llegaría por conseguir un puesto gerencial?

Deja un comentario

Archivado bajo Peliculas