Archivo de la etiqueta: Wes Anderson

Viaje a Darjeeling, de Wes Anderson

El director de “Los excéntricos Tenembaums” y “Vida acuática”, vuelve con una tragicómica historia de reencuentro de tres hermanos en un viaje por la India.

0000084155

A bordo del Darjeeling Limited, un tren de la extensa red ferroviaria de la India, Francis (Owen Wilson) Peter (Adrien Brody) y Jack (Jason Schwartzman) deberán superar sus enquistadas diferencias que se han profundizado desde hace un año con la muerte de su padre.

La extravagancia del milenario país asiático a los ojos occidentales, deslumbró a Wes Anderson cuando viajó hacia alli para terminar de escribir el guión junto a Roman Cóppola y a Jason Schwartzman. Y esto se hace ver en la película, que circula entre la historia de los tres hermanos Whitman y la fascinación casi turística del director por la cultura y paisaje Indio.

Anderson, un director obsesivo con el diseño a la hora de encuadrar y componer la imagen, no defrauda en este sentido. “Viaje a Darjeeling” es uno de sus trabajos más pensados y logrados. El marco de la India y el viaje en tren son lugares poco visitados como escenario principal de un film por lo que las imágenes son bellas y portan la diferencia de ser casi, una novedad para el espectador. Para dar una idea de hasta dónde llega su obsesión por el detalle, las valijas que acarrean los personajes, como a su pasado conflictivo, fueron realizadas con un diseño especial para la película por la exclusiva marca de Luis Vuitton.

Siguiendo con su estilo narrativo de los films anteriores, abundan los pasajes musicales en cámara lenta que reflejan el estado de ánimo de los personajes; las situaciones y diálogos inverosímiles se convierten en la marca registrada del realizador en ascenso. La banda sonora del film, comprende temas de Los Rolling Stones y The Kinks, junto a un sinfín de canciones de películas indias y también algunas obras de música clásica.

Quizás el espectador que no vió sus films anteriores o no gusta de esta clase de cine quede afuera de ciertos estilos o gags que propone Anderson y puedan resultar unos largos 91 minutos.

La sonrisa que nos arranca desde la primera escena donde el actor Bill Murray hace un excelente cameo empalidece un poco con el correr del relato, más no se extingue sino que está latente y explota en varios pasajes con situaciones inexplicables. Anderson es maestro de la conjunción entre lo feliz y lo triste, de lo que nace y se consolida, un estilo y gusto propio.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Peliculas